Menu
RSS

portalul home

A+ A A-

ABC de la búsqueda del empleo

calendariocompetenciascurriculumentrevistaimagenagendapruebas psicometricassueldos

¿Cuáles son tus pretensiones económicas?: 10 errores a evitar al hablar de dinero

cuales-son-tus-pretensiones-economicas-10-errores-a-evitar-al-hablar-de-dineroMucho hemos hablado de lo que los reclutadores esperan de un candidato durante una entrevista de empleo. Sin embargo, no está de más enfatizar que el más grande de todos los aciertos es conocer perfectamente a la empresa a la que estamos aplicando, pues debemos alinear nuestras expectativas salariales a la realidad del corporativo.

¿Sabes qué responder cuando te preguntan tus expectativas salariales? ¿Cuántas veces has dado una cantidad y resulta que la propuesta es mucho menor? ¿Te has quedado callado esperando que el reclutador te salve de esta incómoda pregunta? 

Grupo Universo Laboral entrevistó a expertos reclutadores, quienes en este artículo nos recomiendan cómo manejar nuestras expectativas monetarias bajo criterios reales y, sobre todo, cómo especificarlas cuando se nos pregunta por éstas durante la entrevista o en la solicitud de empleo.

Te presentamos algunos de los errores que con mayor frecuencia cometemos como aspirantes a ocupar un empleo al hablar de cuánto queremos ganar:

1. No especificar un rango salarial (mínimo y máximo) aún cuando el aviso de empleo lo señala claramente. En este caso, lo mejor es hacer una pequeña investigación para obtener mayor información de cuánto es lo que pagan en otras empresas, cuáles serán tus funciones y responsabilidades y las compensaciones que seguramente ya conoces (regularmente detallan las más atractivas en los avisos). Ajusta tus pretensiones con estos datos y especifica siempre un rango. Por ejemplo, esta frase te ayudará a comprenderlo mejor: “Mis expectativas salariales se ubican en el rango de 7,500 a 10,000 pesos, mismas que pueden ajustarse en función de la propuesta, posibilidades de desarrollo y condiciones de trabajo”.

2. Establecer un rango salarial muy amplio. Los expertos señalan que la brecha no debe ser muy grande, siendo un 35% lo ideal entre ambas cantidades.

3. Hablar con mucho ímpetu del tema y durante un largo rato, hace que los reclutadores perciban que para ti el único atractivo de la propuesta laboral es el salario. NO lleves la conversación a una esquina donde solo exista un “tira y afloje” del sueldo propuesto. En las solicitudes por escrito, NO te extiendas considerablemente ni des más detalles.

sueldos 114. Contestar antes de tener información certera. Muchos reclutadores improvisados inician con esta pregunta para descartar candidatos de manera rápida,  casi instantánea. NO respondas si no tienes antes información precisa.

5. Ser subjetivos. El tener una licenciatura y posibles especializaciones no garantiza un buen salario. Debemos acoplarnos a las ofertas y sobre todo, saber “vendernos”. Si somos recién egresados, resulta peligroso solicitar un sueldo que solo es pagado a ejecutivos con amplia experiencia. De igual manera, debemos tener presente que ya contamos con una licenciatura y que sería contraproducente aceptar sueldos muy por debajo de nuestra preparación.

6. Responder a la pregunta de ¿Cuáles son tus expectativas laborales? aún cuando reclutador no  ha explicado en qué consiste el trabajo y cuáles son los beneficios extras de tu puesto.

7. Aceptar una propuesta salarial sin saber a ciencia cierta si la cantidad ofrecida es “neta” o “bruta”. Esto evitará las sorpresas cuando llegue tu primer pago.

8. Ser inflexible con el salario propuesto. Se trata de negociar la remuneración. Está permitido y en muchos sentidos es bien visto. La idea es que, si no estás de acuerdo con lo que te ofrecen, pero el trabajo es realmente interesante y puede aportarte valiosas experiencias, puedes negociar otro tipo de compensaciones como horario flexible, puntos por rendimiento, permisos para seguir estudiando, entre otros.

9. Hablar del dinero que “necesitas” es un error más. La empresa se ha fijado en ti por las posibles aportaciones, no por tu historia personal.

10. MENTIR sobre tu sueldo anterior echará por la borda todo lo conseguido. Los reclutadores a menudo confirman la información. 

La cuestión económica es una de las más espinosas de cuantas se plantean durante el proceso de selección. Aprende a manejar la información correcta. La seguridad es una de las cualidades más valoradas por los empleadores.

 

volver arriba
Copyright © Todos los derechos reservados

Akari Technologies | Grupo Universo Laboral
Diseño | Naiko Global Business México
México 2015
 Logo-UL2014

Otros Servicios

Revista Universo Laboral Digital
Portal Universo Laboral
Top Job News

Aviso de Privacidad | Contacto | Inscripción al boletín electrónico
Tels: +52 (55) 1164.9200 +52 (55) 1164.9201