Menu
RSS

portalul home

A+ A A-

ABC de la búsqueda del empleo

calendariocompetenciascurriculumentrevistaimagenagendapruebas psicometricassueldos

La carrera de los 42 años: Prepárate para la competencia de tu vida

la-carrera-de-los-42-anos-preparate-para-la-competencia-de-tu-vidaSi en promedio las personas se gradúan a los 23 años y se jubilan a los 65, entonces se cuenta aproximadamente con 42 años activos de carrera profesional, que casualmente, es la misma cantidad de kilómetros que tiene un maratón o 42K. En el maratón de la vida profesional existen diferencias cruciales:

La mayoría tiende a pensar que la carrera profesional es una carrera de velocidad como la de los 100 metros planos. La verdad es que se parece más a una carrera de resistencia.

 

Primero, ésta no es una carrera que escoges correr o no; ésta es una carrera que VAS a correr ya que de algo tienes que vivir los siguientes 42 años ¿cómo la quieres correr?

Segundo, es una carrera donde no hay caminos trazados ni rutas, cada quien hace la suya y además es a campo traviesa; también tiene obstáculos, espinas, arbustos, piedras… y alimañas.

Tercero, no se trata de llegar primero, el tiempo avanza igual para todos y te vas a jubilar más o menos igual que toda la gente de tu época. Es cuestión de ver quién llega en mejor forma a la meta, es un hecho que te vas a caer algunas veces y te vas a raspar. En 42 años a campo traviesa todo puede y  va a pasar.

 Planeación + Ejecución

Es necesario entender un concepto de dualidad muy importante: ¿cuántas veces has visto un gran esfuerzo que fracasa por falta de planeación? Como aquel relato de unas vacaciones que terminaron en historia de terror por falta de un plan organizado y efectivo, o por el contrario: Un plan perfecto que falla en la ejecución. Como la gente que hace un plan de dieta y ejercicio fenomenal y al final su figura no mejora porque nunca lo llevó a cabo de manera adecuada y consistente. Estas situaciones también se repiten en los negocios de manera frecuente, es difícil encontrar personas que sean muy buenas en las dos. Al igual que en las demás cosas importantes de la vida, tendrás que hacer ambas partes bastante bien, por un lado el plan y por el otro la forma de ejecutarlo.

Hablemos primero del plan. A lo largo de mi carrera como profesionista, he podido identificar que los 42 años tienen 4 etapas, que se pueden estimar en 10 años cada una. Los primeros 10 años de tu carrera son para que ubiques y desarrolles tus ventajas competitivas.

Etapa 1:

Descubre cuáles son aquellas 2 ó 3 cosas que tú haces mejor que todos, aquellas en las que casi nadie te gana. Aunque parezca fácil, no lo es tanto, así que trataré de explicarlo con una analogía.

Cuando nos anuncian un automóvil en la televisión por ejemplo, nos dicen que tiene la cajuela más amplia, o el motor con más caballos de fuerza, o el mejor precio, etc., es decir, qué es lo que lo distingue de los demás.

En el caso de un profesionista, las ventajas competitivas son aquellos problemas que esa persona resuelve mejor que los demás, o las decisiones o el tipo de análisis que hace mejor. Es responder a preguntas como: ¿Para que soy realmente bueno?, ¿qué tipo de encomiendas me encarga siempre mi jefe porque sabe que las realizo mejor?, ¿qué es lo que mis compañeros identifican muy bien de mí?, ¿qué me hace diferente y único?

Es importante aclarar que las ventajas competitivas NO son el ser honesto, responsable, puntual, orientado a resultados, etc.; esas son las conductas mínimas esperadas de un profesional y esos hábitos no lo hacen realmente diferente. Sería como decir que un automóvil se distingue porque tiene ruedas, motor, acelera y frena.

Bueno, ¿y por qué toma 10 años darse cuenta de las ventajas competitivas? Puede tomar menos tiempo o incluso más, la verdad es que no existe otra manera de saber cuáles son tus mejores habilidades o ventajas competitivas mas que trabajando. Puedes hacer exámenes psicométricos y otras muchas técnicas que te brindan indicadores y ciertamente ayudan, pero no vas a saber con certeza hasta que no realices “la prueba de laboratorio”. Así como en la escuela, donde al tomar clases puedes visualizar conceptos y entender, pero realmente aprendes en el mundo laboral es igual; tienes que pasar algunos años “haciendo” para darte cuenta de lo que te hace único.

competencias 08Así como cada uno de nosotros cuenta con ciertas ventajas competitivas, también tenemos desventajas. Hay cosas en las que la mayoría de la gente es mejor que tú y debes reconocerlo para saber cómo compensarlo. Te doy el siguiente consejo para ello: júntate con la gente que es contraria a ti. Si eres introvertido, juntate con los extrovertidos. Si no eres analítico, con el que toma decisiones hasta que reunió toda la información y estudió cada ángulo del problema. Al rodearte de la gente cuyas ventajas competitivas son precisamente tus áreas de oportunidad poco a poco vas a adquirir esas habilidades y conductas no son comunes en ti, hasta el punto en que llegarán a ser normales. Una vez que encuentras tus ventajas competitivas, que por cierto no son más de 2 ó 3 (vamos, no se puede ser el mejor más que para unas cuantas cosas) ya estás listo para la siguiente etapa.
La segunda etapa es de movimiento y colocación. Es de encontrar el lugar, rubro y puesto idóneos para trabajar.

Etapa 2:

Moverte y colocarte en aquella industria o giro, departamento o función en la que precisamente esas ventajas competitivas son la diferencia entre un ejecutivo exitoso y uno regular. Para todos los trabajos hay precisamente 2 ó 3 cosas que hacen la diferencia.

Por ejemplo, tomando de nuevo el automóvil, es para todos claro que al conducir un vehículo con niños abordo, además de saber hacerlo, respetar el reglamento de tránsito y las reglas de urbanidad, son necesarias algunas habilidades extra: paciencia, mesura, alta capacidad de concentración, etc. pues son precisamente esas competencias las que pueden hacer la diferencia.

Digamos que en esta etapa de tu carrera ya eres conductor con algo de experiencia, pero ahora debes encontrar qué tipo de vehículos, con cuáles pasajeros y bajo qué circunstancias son requeridas tus ventajas competitivas.

Esto también puede tomar algun tiempo porque los cambios de puesto o  empresa y obtener promociones no se dá con faciliidad. Es necesario esperar las oportunidades adecuadas y no olvidar que las etapas pueden ser más cortas o más largas de 10 años. No hay reglas fijas ni caminos trazados.

Si llegas con éxito a la 3ª etapa, será la más gratificante de todas. Es el climax de la carrera.

Etapa 3:

Cuando ya tienes unos 20 años de graduado (y aproximadamente 43 de edad) y ya sabes muy bien cuales son tus ventajas competitivas  y estás en aquella empresa, en el departamento o función en la que tus competencias sirvieron para hacer la diferencia y el éxito: ¡felicidades! Ahora sí puedes considerarte experto en la materia, cobrar buen dinero y puedes tener las prestaciones ejecutivas.

Eres un ejemplo a seguir de gran inspiración para los más jóvenes.

Estás en la parte más alta de tu carrera y tienes 10 años para disfrutarlo y sacarle el máximo provecho. Significa que aprendiste, te posicionaste en el mejor lugar, ejecutaste con éxito tu estrategia y ya estás en primer lugar del maratón.

Simplemente no te descuides y continúa ejercitándote.

La 4ª etapa es la recta final, pero nunca es tarde para seguir aprendiendo, renovarse y probar cosas que nunca ha visto nuestra mente.

Etapa 4:

competencias 09Si te mantuviste actualizado y joven de mente, al llegar los últimos 10 años podrás aguantar el paso de los jóvenes que vienen atrás de ti. Muchos de nosotros cometemos el error de quedarnos en nuestra zona de confort cuando estamos en ese primer lugar de la carrera; después de todo, ¿por qué cambiar si lo que he hecho ha resultado ser efectivo? , ¿para qué entrar en algo nuevo si ya sé todo lo que hay que saber de mi negocio?, ¿para qué crecer y buscar esa promoción si con lo que gano tengo para vivir muy bien? La verdad es que no se trata de dinero, se trata de tomar nuevos retos para continuar equivocándote y aprendiendo y que el cerebro nunca deje de hacer ejercicio. Para mayor referencia de esta recta final, puedes consultar el artículo: Empleabilidad en la Edad Madura que se publicó en el número anterior de Universo Laboral. Ahí leerás, entre otras cosas, que la mejor manera de mantenerse activo durante todo el trayecto de los 42A es atacando la mente con retos constantes para no dejarla descansar.

Es necesario forzarla a aprender cosas nuevas y entre más diferentes sean de tu experiencia, mejor. No tengas piedad de ella. Si eres del giro humanista estudia ciencia, si tu carrera ha sido en el área de ingeniería estudia arte y así por el estilo.

Como podrás ver las 4 etapas son cambiantes y muy dinámicas. Tus ventajas competitivas no son las mismas con el paso del tiempo. Las competencias o habilidades que vas adquiriendo durante los 42A inevitablemente te cambian. Es imposible no hacerlo, porque simplemente eso es aprender. Los ejecutivos maduros suelen ser muy buenos en áreas en las que eran bastante malos al iniciar la carrera. 

Es un campo de batalla tan dinámico, prepararte para la competencia de tu vida significa estar en constante evaluación de las ventajas competitivas con relación a los demás competidores y ajustar nuestra estrategia de competencia acorde a todas las circunstancias. 

volver arriba
Copyright © Todos los derechos reservados

Akari Technologies | Grupo Universo Laboral
Diseño | Naiko Global Business México
México 2017
 Logo-UL2014

Otros Servicios

Revista Universo Laboral Digital
Portal Universo Laboral
Top Job News

Aviso de Privacidad | Contacto | Inscripción al boletín electrónico
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.