Martes, 08 Enero 2019 22:03

Síndrome BurnOut

Written by Redacción Universo Laboral

"Estar quemado" es un peligro para la salud pública

¿Te levantas agotado y sin ánimo alguno de llegar a tu oficina? ¿Tienes la impresión de que te asignan más trabajo que a los demás? ¿Te sientes desbordado por las peticiones de tus compañeros? ¿Crees que estás estancado y que las esperanzas de realización profesional están vedadas para ti?

Las exigencias contemporáneas del trabajo han traído consigo innumerables desajustes en los empleados y en su rendimiento. La constante competencia y el tratar de rendir lo más posible, son dos de los generadores en potencia de esta patología, misma que puede llegar a causar importantes trastornos físicos y mentales.

El Burn Out se refiere a una condición de agotamiento físico, mental, pero sobre todo emocional, en la que la persona sufre un desequilibrio. Si bien el trabajo proporciona seguridad económica, también es cierto que uno de sus fines es el de producir placer y satisfacción, elementos muy importantes para la formación integral de un ser humano.

Ahora bien ¿Qué sucede cuando nuestra fuente de ingresos solo nos provoca estrés y cansancio? Sucede entonces que debemos hacer un rápido diagnóstico e iniciar con una cruzada que logre extinguir esta situación por completo.

La sobrecarga de trabajo, la poca o nula utilización de nuestro talento, la multiplicidad de funciones, el salario bajo, la escasa comunicación con nuestros superiores o la mala relación con nuestros compañeros, son algunos de los factores que pueden causar fatiga laboral, desgaste profesional, pérdida de energía, baja motivación y extrema irritabilidad. El individuo que padece el Síndrome del Quemado, como también se le conoce al Burn Out, demuestra enojo, agresividad y suele pasar los días con la moral muy baja, el escenario no importa, puede ser en la oficina o bien, en su propio hogar.

Son las organizaciones de carácter público o de servicio al cliente, donde se es más propenso a sufrir este padecimiento. Los empleados trabajan bajo numerosas supervisiones y sometidos a la satisfacción de los usuarios de ese servicio, generando una interacción constante y estresante. No es raro que muchos empleados se reporten como "enfermos" para no asistir al trabajo, cuando en realidad están atravesando un episodio de ansiedad.

Las "bajas" de empleados a causa del Burn Out producen un gasto millonario en la atención médica de México. De igual forma, las empresas deben seguir invirtiendo mucho dinero en la nueva selección de personal a causa de las deserciones constantes.

¿Se puede evitar? La respuesta es sí. Si bien existen puestos de trabajo que requieren mucha más dedicación que otros, por ejemplo, médicos o enfermeros, también es cierto que los directivos pueden implementar significativos cambios para prevenir este síndrome. Como primer paso se debe tener la capacidad de percibir los síntomas del Burn Out (la productividad y el rendimiento del empleado se ven mermados). Afinar los canales de comunicación favorece la armonía y la autoestima. Son pocos los pasos que pueden ayudar a detectar esta "epidemia" y mucho lo que con ellos se puede conseguir. 

Read 144 times

Las más leídas

Últimas Publicaciones