Miércoles, 16 Enero 2019 21:20

Impecable a pesar de las altas temperaturas

Written by Redacción Universo Laboral

Con la llegada de los largos y soleados días de verano, empieza el desfile de un sinfín de modelitos más aptos para pasar un día en la playa que para trabajar en la oficina - vemos por allí playeras, pantalones cortos, camisolas, patas de gallo y vestiditos veraniegos por poner unos cuantos ejemplos.

Claro… no negamos que en algunos casos la panorámica resulte muy atractiva. El problema es que cuando se dejan de lado sacos, corbatas y calzado de vestir, se eliminan códigos que señalan eficiencia, capacidad y liderazgo. ¿Cómo puedes afrontar el reto de presentar una imagen fresca y bien pulida a pesar del intenso calor?

Si bien es cierto que el verano se presta para vestir de una forma más relajada, usar “lo correcto” dependerá en gran parte del giro y cultura particular de tu empresa o profesión, así como del nivel de formalidad requerido en cada caso. Para asegurarte que llevas lo adecuado, observa las pautas que dictan gerentes y directivos o personas de alto rango. Recuerda que aún cuando trabajes en ambientes muy casuales, siempre querrás proyectar credibilidad. Para lograrlo, te recomendamos que por ningún motivo sueltes algunos elementos formales como camisas con cuello, solapas, calcetines, cinturones y zapatos de buena calidad.

Cuando te vistas por las mañanas, ten presente que vas a la oficina no de paseo. Así que inclínate por prendas clásicas o conservadoras en telas adecuadas para la temporada.

¿Cómo cuáles?

Los trajes en lana virgen ligera lucirán impecables y gracias a que son vaporosos, resultan muy frescos. Además aguantan el trajín cotidiano sin apenas arrugarse. El algodón será sin duda uno de tus mejores aliados ya que encontrarás todo tipo de camisas, blusas, pantalones, faldas, vestidos e incluso sacos en este material. Y si de telas apropiadas se trata, no podemos dejar de mencionar el lino. Aun cuando se considera el textil del verano por excelencia, tiene el inconveniente de arrugarse fácilmente y en muchos casos se ve un tanto desalineado. ¿Y si a ti te encanta por su apariencia y frescura? busca que contenga una mezcla de seda o viscosa, pero comprueba qué tanto se arrugará con el uso, apretando la tela entre tus manos antes de comprarla.

Para los hombres…

El tradicional “blazer” o saco sport con pantalones de algodón y una camisa en colores vivos, puede ser una muy buena opción. O bien, si no quieres usar saco, puedes llevar unos pantalones en lana virgen, con una camisa y calzado de vestir. Las corbatas en colores alegres y estampados vistosos serán imprescindibles. Así mismo, los pañuelos de seda o algodón en lugar de la corbata, son una buena alternativa para dar un toque de personalidad, ya que muy pocos se atreven a usarlos a pesar de estar tan de moda.

Las mujeres…

Ellas en cambio, deberán prestar mucha atención a las prendas que dejan demasiada piel al descubierto para no causar la impresión equivocada. Está claro que los escotes pronunciados y las minifaldas o “shorts” – aún cuando insistas usarlos con saco - no tienen cabida en tu guardarropa profesional. Pero ¿qué hay de las blusas o vestidos sin mangas? Antes de correr el riesgo, asegúrate que los códigos de tu empresa los permiten y aun así, piénsalo muy bien y haz un profundo examen de conciencia: si tienes los brazos flácidos y con gorditos no te estarás haciendo ningún favor… solo aquellas que los tengan delgados y bien torneados pueden darse ese lujo. Ten presente que en términos generales, tu apariencia será más profesional si te inclinas por vestidos tipo camisero y por blusas o camisas con un poco de manga.

Una vez más, toma en cuenta la norma de la empresa con respecto a las medias: en algunos ambientes formales, no usarlas se considerará una importante falla del buen vestir, mientras que en otras partes usarlas será causa de burla, así que ten mucho cuidado. Lo mismo sucede con las sandalias. Si te son permitidas, por favor no las uses con medias – pero eso sí, no olvides que tus pies siempre tendrán que estar limpios e impecables, igualmente tus uñas con un buen pedicure.

Prescindiendo de lo que los demás se pongan, tú decides cómo deseas ser percibido. Estas sugerencias, te ayudarán a proyectar una imagen profesional positiva, aún en las condiciones climáticas más adversas.

 

Read 299 times
More in this category: « El obligado traje Tips veraniegos »

Las más leídas

Últimas Publicaciones