Lunes, 14 Enero 2019 15:08

El obligado traje

Written by Tania Lara

Sabemos que el traje da esa formalidad y compromiso que en nuestro trabajo debemos reflejar y es por eso que se considera el conjunto modelo por excelencia para dicha actividad, pero ¿es realmente obligatorio llevarlo cada día de nuestra vida laboral?

Mucha gente trabaja la mayor parte de su vida pero no a todos les gusta vivir sometidos a un traje. Tener que usar todo el tiempo algo que no te gusta o que ya te aburrió, puede hacerte sentir poco libre. Por suerte no tiene que ser siempre así. Si bien hemos dicho que el traje suele ser la mejor opción, esto no quiere decir que sea la única. En este número daremos opciones alternas al traje cuándo, cómo y dónde se pueden usar.

Día informal…

Un día a día en la oficina, en el que quizás vas a permanecer sentado frente a tu escritorio todo el tiempo, es perfecto para estar un poco más cómodo sin perder el porte. Aquí es donde existen las alternativas. Tanto hombres como mujeres pueden llevar un pantalón de vestir con un saco que no tiene que hacer conjunto, o un suéter ya sea abierto, (con botones pequeños y nunca con cierre), o cerrado, (de preferencia con cuello en v), que deje asomar el cuello de la camisa o blusa. Hay más libertad para jugar con colores y estampados, (que de acuerdo al tipo de empresa para la que se trabaje y el cargo que se tenga tendrán que ser discretos o podrán ser impactantes). No olviden combinar telas que se lleven de acuerdo a la estación del año, (nunca una pana con un lino por ejemplo), las mujeres pueden usar falda formal en lugar del pantalón. Ésta no debe ser muy corta, (justo arriba de la rodilla como máximo), lisas o con estampados, discretos o no, (de nuevo según la empresa y el cargo).

Incluso dentro de la formal familia que el traje representa, existen sobrinos informales y tíos incómodos.

Si te acomoda…

A los que no les molesta usar el traje a diario no tienen problema alguno pues este siempre lucirá perfecto mientras sea el correcto. Dependiendo de las telas, los colores y los cortes los trajes pueden ser adecuados tanto para el evento más elegante, así como para el más casual y hasta sport. Un traje ideal para un día normal en la oficina debe ser sencillo, puede ser en tonos claros, combinado con una camisa pastel o blanca, ya sea lisa, rayada o a cuadros pequeños.

Para días especiales…

Obviamente en una entrevista de trabajo, en los que quizás haya junta, una inspección de altos mandos, la visita de alguien importante, trato con un cliente, etc., entonces si debes forzosamente usar un traje, el cual debe ser de lo más formal, en colores obscuros y neutros, con una camisa también en colores neutros o en el clásico azul claro. Aquí los accesorios pueden llevar el toque de impacto, una corbata en tonos cálidos y con estampado siempre que éste sea de patrones pequeños. Las mujeres pueden hacer lo mismo con una mascada por ejemplo. hay que escoger sacos con solapas pequeñas, independientemente de si son sencillas o dobles.

Cortes de pantalón.

Para mujeres existen varias opciones de acuerdo a la edad y tipo de cuerpo. Las jóvenes delgadas se pueden dar el lujo de usar casi cualquiera y son las únicas que pueden ponérselo a la cadera. Para las más clásicas y maduras está el pantalón a la cintura de pierna ancha o normal y recta. Para las que les gusta estar al día en la moda y que poseen cuerpos muy delgados y troncos largos, está el pantalón de tiro muy alto, por arriba de la cintura, igual con pierna ancha o normal y recta, (nunca pegados, recuerden que hablamos de pantalón de vestir). Los hombres tienen menos opciones, y un corte clásico siempre será el mejor.

Tips 

Una talla no adecuada puede hacer que hasta el traje más caro y elegante luzca barato y corriente.

En el saco: hay que fijarse en que cuadren bien las costuras de los hombros, que las mangas no queden rabonas ni que tapen de más las manos, éstas deben de ir aproximadamente a 2 cm después de las muñecas y dejar asomar ligeramente la camisa, (otro cm aprox.). Los botones hablan mucho de la calidad, hay que poner ojo en ellos.

En el pantalón: Un pantalón de vestir nunca debe ir entallado, hay quien compra tallas menos para que estos luzcan así, pero deben saber que se nota cuando algo nos queda chico y se ve realmente mal. Eviten los pantalones con múltiples pinzas, estos llegaron en la década de los ochenta y por desgracia no se han ido. Este corte no favorece absolutamente a nadie.

Por último, no descuiden el largo del pantalón, que no se arrastre y que tape parte de los zapatos.

Read 65 times