Print this page
Sábado, 19 Enero 2019 14:18

Redes sociales profesionales para ampliar tu Universo Laboral

Written by Matías Bahena

En nuestro desarrollo profesional entramos en contacto con diferentes actores, especialmente clientes, proveedores y compañeros de trabajo, de quienes guardamos tarjetas, datos profesionales en alguna agenda o libreta de direcciones, pero ¿qué pasaría si ponemos todos esos datos en una plataforma que nos permita mantener la visibilidad de lo que están haciendo, aún mucho tiempo después de dejar de colaborar con ellos?

Las redes sociales profesionales son herramientas que nos permiten interactuar con personas que conocimos en roles anteriores además de sumar los contactos que generamos en nuestro día a día, lo que nos da visibilidad sobre lo que hacen en su ámbito profesional y encontrar los espacios más adecuados para colaborar con ellos en relaciones ganar-ganar.

Para poder utilizar adecuadamente estos canales de comunicación con nuestros contactos es importante contar con un perfil optimizado, efectivo y lo más completo posible, que plasme una “huella digital” que te haga destacar y te diferencie del resto de perfiles con palabras clave sobre tus áreas de interés y temas que para ti son relevantes, algo que años atrás era imposible de incluir en el currículum. Los primeros datos que te ayudarán a crear tu identidad digital dentro de las redes sociales profesionales son:

  • Nombre completo.
  • Cargo actual. 
  • Empresa.
  • Áreas de conocimiento e interés.
  • Escolaridad.
  • Fotografía.

Con esta información básica podrás comenzar a formar tu perfil, es decir, empezar a ser visible y creíble en los medios sociales para ponerte en contacto con las personas con las que interactúas en el día a día. El perfil en una red social profesional no se basa solamente en exponer nuestro currículum: requiere de un usuario activo que participe con su red de contactos a través de comentarios, compartir información, noticias o invitaciones a eventos, entre otros. Otros factores que definitivamente serán clave para poder maximizar las oportunidades de desarrollo profesional y de negocios al utilizar los medios sociales son:

1. Desarrollo de tu red de contactos: empieza por tus compañeros de trabajo. Inicia tu red con las personas más cercanas a tu área de trabajo, los ex compañeros y profesores de la universidad. Busca también a los expertos de las áreas de tu interés para poco a poco incrementar tus relaciones profesionales con personas que tengan un perfil similar al tuyo.

2. Personalización de tu perfil: añade una fotografía adecuada a tu perfil profesional, con ello lograrás aumentar tu visibilidad tanto dentro como fuera de la red social profesional. Los perfiles con foto cuentan con un 10% más de clics1. La foto, es una manera de “humanizar” la información que está disponible y ayuda a mejorar la “primera impresión virtual”.

3. Participación constante: sé un miembro activo, participa en foros en Redes Sociales Profesionales. Con esto lograrás compartir conocimiento, plasmar tus opiniones y aumentar tu interacción con personas que se desempeñan en la misma u otras industrias. Tu participación también demostrará una actitud proactiva que te diferenciará del resto de candidatos. Utiliza el buscador para encontrar aquéllos más afines a ti. En el caso de que no encuentres algún tema que sea relevante para ti, puedes iniciar el foro y liderar así una conversación con profesionales de tu sector para intercambiar ideas y contenidos.

4. Solicitud de recomendaciones: uno de los recursos más importantes y que aumentan la confianza en la información que muestras en tu perfil profesional, son las recomendaciones de tus superiores, compañeros o profesores. Puedes solicitar unas palabras a las personas con las que has colaborado y así brindar más información de tus actividades y logros a través de un tercero, lo que aumenta la credibilidad en tu trayectoria.

5. Palabras clave para tu perfil: encontrar perfiles afines al tuyo o que te encuentren es más fácil si añades palabras que definan tus intereses o experiencia, es decir, palabras clave. Antes de darlas de alta, piensa con detenimiento cómo te gustaría ser identificado, fíjate en los perfiles de tus compañeros de trabajo y recuerda que con ello más personas podrán conocerte aún sin estar frente a frente.

6. Traducción del perfil a otros idiomas: contar con un perfil en varios idiomas proporciona visibilidad a nivel global. Tener una versión en inglés, la lengua de los negocios, es fundamental.

7. Difusión de tu perfil profesional en todas tus comunicaciones: añade un enlace hacia tu perfil profesional en la firma de tus e-mails o en tu descripción en otros portales, con esto podrás difundir tu información profesional y ganarás visibilidad.

Además de estar en contacto con personas que ya conoces, puedes vincularte con expertos y profesionales que estén ubicados en otras ciudades o industrias y así compartir contenidos o encontrar oportunidades de negocio. Actualmente en México, los jóvenes entre 26 y 35 años, quienes representan cerca del 26% de la población económicamente activa, son los usuarios más frecuentes de las redes sociales profesionales. Esto abre nuevos espacios de intercambio de conocimiento y experiencias entre este grupo de profesionales que está buscando desarrollarse o ampliar los horizontes de sus empresas mediante las relaciones que pueden generar en línea. Las personas que puedes contactar, consultar y añadir a tu red, pueden enriquecer tu área de desarrollo al compartirte mejores prácticas de otros sectores de la industria como finanzas, comunicación y servicios. Al intercambiar con ellos tu experiencia también ellos pueden retroalimentarse y mejorar su ámbito laboral. Si eres un director o empresario, las redes sociales profesionales te pueden ayudar a identificar y encontrar personal calificado para tu empresa, ejecutivos, gente con responsabilidad o que toma decisiones. Las Redes Sociales Profesionales no son una moda o una tendencia, sino una herramienta que definitivamente será parte de la forma en que colaboramos con nuestros contactos y donde podemos, desde ahora, generar oportunidades de negocio que en ningún otro sitio encontraremos. Te regalamos algunas keywords que no debes olvidar al crear tus perfiles profesionales:

  • Sé cuidadoso con el llenado de información. No es lo mismo un perfil personal que uno laboral, aún en sitios como Facebook o Twitter.
  • Recuerda que la interacción constante arrojará oportunidades únicas.
  • La informalidad en la expresión no es nociva para la imagen profesional, siempre y cuando vaya teñida de agudeza e ingenio.
  • No olvides que en tus perfiles profesionales estás “vendiéndote” como un producto. Se vale, de vez en cuando, dejar a un lado la faceta seria y laboral.
  • Un portal profesional implica un trabajo constante. Infórmate y actualízate siempre respecto al acontecer diario. Opiniones claras pueden despertar el interés de los reclutadores.
  • Si bien las redes sociales tuvieron su origen como un portal de ocio, hoy en día sería un desperdicio usarlo sólo para esos fines.
  • No muestres una faceta de intolerante, cuida tus comentarios.
  • El reto es brindar información sobre quiénes somos y qué podemos hacer profesionalmente hablando, por lo tanto, vuélvete proactivo y comenta en los foros.
  • Cuida tu ortografía y la claridad de la expresión.
  • Aprende las aplicaciones de las plataformas al máximo. Cada recurso es una herramienta más para venderte. Se trata de una estrategia maravillosa para crear vínculos laborales, para tener una interacción instantánea con gente de nuestra profesión y, sobre todo, para darle a conocer al mundo que estamos aquí y ahora.
Read 99 times