Lunes, 14 Enero 2019 17:09

Empleo en las redes sociales

Written by Rodolfo Sánchez

La crisis, el desempleo, la inflación son problemáticas que diariamente llevan a más gente a buscar trabajo, ya sea que nunca antes hayan necesitado trabajar o que se hubieran retirado, conseguir un salario se vuelve una necesidad imperiosa.

Afortunadamente, existen hoy muchas herramientas de gran utilidad para quien se encuentra en la búsqueda de un empleo, entre ellas, las redes sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn donde normalmente se publican anuncios pidiendo u ofreciendo empleo; al mismo tiempo que se amplia la red de networking. Y, según los más recientes estudios, utilizar Internet para buscar trabajo es una de las opciones más claras -y utilizadas- a la hora de buscar un empleo, por ello, los reclutadores y cazadores de talentos se han volcado a estas herramientas para hacer sus selecciones.

Pero existen algunos trucos a la hora de buscar empleo en la red que van desde cuidar el perfil virtual hasta ser proactivo a la hora de hacer networking y cultivar una red profesional que sirva a nuestros intereses y a quien le podamos ser de utilidad.

Facebook

Una de las redes sociales más utilizadas en el mundo entero recibe millones de visitas diarias, muchas de ellas dentro del horario de oficina. En los perfiles de Facebook es importante, además, cuidar el material que se publica, sobre todo en cuanto a fotografías y vídeos: es importante que la esfera privada quede allí y ningún selector de empleo pueda acceder a las parrandas con amigos. La experta en medios sociales y presidenta de Affect Strategies, Sandra Fathi, recuerda a quienes buscan trabajo, el perfil de Facebook “te da a conocer en todos los sentidos”, advirtió, “ya que quien esté interesado en contratarte puede ver a tus amigos, tus fotos y tu información personal, así que no puedes subir fotos donde te estás emborrachando con tus amigos“, dice. Twitter Los contactos de Twitter pueden ayudarte a encontrar un empleo, o seguir un empleo utilizando recursos tales como TweetMyJobs, que envía actualizaciones automáticas de nuevas vacantes en áreas y regiones específicas vía celular o por Twitter. Brad y Debra Schepp, autores de “Cómo encontrar trabajo en LinkedIn, Facebook, Twitter, MySpace y otras redes sociales”, sugieren que Twitter, bien usada, es una gran herramienta para buscar empleo; para ello, lo primero que hay que hacer es “seguir” a las compañías y ejecutivos que podrían darnos el empleo que nos interesa y mantenernos alerta de las posibles vacantes. Teniendo en cuenta que, desde hace unos meses, los twitts se han incorporado a los resultados de búsuqeda de Google, también resluta muy útil twittear tu solicitud de empleo utilizando palabras claves del tipo “Busco trabajo como Contable” o “se ofrece Contable full time”. Así, no sólo apuntas a tus contactos que verán tus anuncios y podrán ayudarte u ofrecerte lo que buscas sino también a quienes usando Google, se encuentran buscando candidatos potables. Blog Si tienes un blog es importante que lo trates como si fuera tu propio currículum vitae. No lo desatiendas ni publiques cosas que podrían arruinar de alguna manera tu imagen profesional. Ten en cuenta que cualquier selector querrá saber más de tí cuando reciba tu CV por la vía que sea y, si tienes un blog registrado a tu nombre, lo podrá ver. Esto puede ser bueno si en él plasmas tu trabajo o capacitación, tus intereses y capacidades; pero será negativo si lo usas con otros fines. También se recomienda eliminar todas las fotos o comentarios de amigos que puedan afectar la buena imagen o generar en el lector que no nos conoce una impresión equivocada y que posteriormente afecte a un futuro puesto de trabajo. LinkedIn Linkedln ya cuenta con más de 65 millones de usuarios en todo el mundo y se ha convertido en el sitio web predilecto de las redes profesionales. Tu perfil, tu CV y una interesante red de contactos profesionales al servicio de la búsqueda de empleo y debates profesionales donde lucirte. Ten en cuenta que obtener recomendaciones es importante para posicionarte mejor, por lo tanto, solicitarlas a compañeros de trabajo, ex jefes o colegas no debe darte vergüenza y tu puedes devolver el favor. En esta red, al igual que en Facebook, es importante tomarse el tiempo suficiente para pulir tu perfil. “Los reclutadores merodean por LinkedIn y hacen búsquedas”, dijo Brad Schepp. “Si tu perfil está completo y muestra tus mejores cualidades, te contactarán”. ¿Es frecuente que te lleves más de diez minutos el desenterrar una carta en particular, una cuenta, un informe u otro papel de tu archivo (o un montón de papeles en tu escritorio)? ¿Hay en tu escritorio papeles, u otros que no sean material de referencia, que no hayas revisado en una semana o más? ¿Te han suspendido alguna vez la electricidad o algún otro servicio porque olvidaste pagar la cuenta? ¿Has olvidado durante los dos últimos meses alguna cita importante, aniversario o fecha específica que deseabas no pasar por alto? ¿Se te acumulan las revistas y periódicos sin leer? ¿Con frecuencia te demoras tanto en alguna tarea que ésta se transforma en una situación de urgencia o pánico? ¿Ha quedado algo en tu casa u oficina fuera de su lugar por más de dos meses? ¿Extravías a menudo llaves, lentes, guantes, bolso, portafolios u otros artículos de uso constante? ¿Consideras que un “espacio organizado” es aquél donde se puede acomodar la mayor cantidad de objetos en un área limitada? ¿Se te amontonan las cosas en los rincones de los clósets o en el piso porque no puedes decidir dónde ponerlas? ¿Consideras que tus problemas de almacenamiento se resolverían si tuvieras más espacio? ¿Deseas organizarte, pero todo está en tal desorden que no sabes por dónde empezar? ¿Tienen tus hijos asignaciones definidas en los quehaceres domésticos, y las llevan a cabo de buena voluntad? Al finalizar un día normal, ¿realizas por lo menos las tareas más importantes que tú mismo te fijaste? ¿Aprovechas con regularidad la ayuda que te puede prestar alguna persona en la limpieza de la casa o con el cuidado de los niños, el servicio de lavandería y otros? (Suponiendo que el dinero no sea un impedimento serio). ¿Están en el lugar más apropiado los utensilios de cocina que usas con más frecuencia? ¿Tienes tu sala de estar arreglada en tal forma que la familia y/o los huéspedes pueden hablar cómodamente sin tener que levantar la voz? ¿Tienes lugares apropiados para las bebidas y botanas?

Read 30 times