Miércoles, 27 Febrero 2019 23:15

Las preguntas más comunes de una entrevista laboral

Written by Redacción Universo Laboral

Lo más comun que puedes escuchar durante una entrevista laboral es la frase "cuéntame sobre ti" (ten cuidado, ya que se refiere a tus experiencias, actividades y logros recientes. Haz un compendio de tu currículum).

  • Define tres de tus fortalezas y, tres debilidades.
  • ¿Qué opinan tus compañeros de ti?
  • ¿Cuáles son tus metas y visión de vida?
  • ¿Te gusta afrontar riesgos?
  • ¿Prefieres trabajar en equipo o sólo?
  • ¿Eres organizado con tu trabajo y tiempo?
  • ¿Qué tipo de jefe sería el ideal para ti?
  • ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa, y por qué en este puesto específicamente?
  • ¿Cómo te consideras trabajando bajo presión?
  • ¿Por qué crees que eres el candidato ideal para este puesto?
  • ¿Estarías dispuesto a trabajar tiempo extra, y a viajar?
  • ¿Por cuánto estarías dispuesto a trabajar aquí, tienes planes de casarte?

Consejo. Utiliza este breviario para simular, actuando, como si estuvieras en la entrevista real, recurre a tus amigos o familiares. Trata de contestar empleando un lenguaje fluido, natural y espontáneo, no respondas únicamente si o no, pero tampoco te tomes mucho tiempo, y sé honesto.

Ahora bien, tal parece que una de las respuestas más significativas en un proceso de reclutamiento, se refiere a la primera cuestión: Cuéntame de ti, que en seguida pareciera fuera de contexto, al considerarla como de corte personal. Sin embargo, lo que un reclutador espera al plantearla es que definas, en no más de un minuto, tu experiencia, actividades y logros recientes que de alguna forma tengan relación con el puesto que estarías próximo a desempeñar en esa empresa.

Así, toma en cuenta que tu CV es el acordeón perfecto para lograrlo, sin que por ello lo recites de memoria, intenta en cambio ligar las ideas de tal manera que le quede bien claro al entrevistador lo qué sabes, qué quieres, de dónde vienes, a dónde vas y por qué crees que puedes emplearte en ese lugar. Y es tan importante que lo hagas congruentemente porque lo que está en juego es, entre otras cosas: tu capacidad de síntesis y toma de decisiones bajo presión, tu dominio del lenguaje y fluidez para expresarte.

A continuación anotamos algunas expresiones que podrán servirte para hablar bien de ti:

  • Tengo una trayectoria de…(años, tipo de empresa)
  • He aprendido que puedo adaptar mis conocimientos a cualquier tipo de industria.
  • He supervisado, he coordinado…(detalla tus capacidades)
  • Fui encargado de liderar…(menciona proyectos, aplicaciones, etcétera).
  • Hice pruebas exitosas de diferentes productos…
  • De acuerdo con el análisis que efectué de mi área de responsabilidad…(aclara el impacto que conseguiste, maneja la aceptación en porcentajes, etcétera).
  • Tal cosa me valió para ascender…(debido a los buenos resultados obtenidos. Ojo: Es muy importante hablar de tus logros).
  • Actualmente desempeño X puesto (supervisión, logística), siempre apegado a las políticas de la empresa.
  • Mi trabajo tuvo muy buena aceptación, ya que, siempre colaboré y me relacioné adecuadamente con todas las áreas correspondientes.
  • No obstante la empresa donde laboro se fusionó con otra compañía y, por ahora, prescinden de mis servicios…(denota que no fuiste corrido) o bien, aclara, si es el caso… hubo cambio en las direcciones, aunque dejo la puerta abierta, pues concluyo mis labores en un mes cuando finalice por completo mi trabajo (esto refleja responsabilidad).
  • En este momento me interesa mucho trabajar para (nombre de la compañía) porque de acuerdo a la descripción del puesto implementaré tales procedimientos… puedo hacer y comprobar… 

Aclara tus dudas

Es de vital importancia que despejes tus dudas, claro si el interlocutor lo permite. Así podrás efectuar algunas preguntas, siempre y cuando la información no haya sido vertida, por ejemplo, en relación al cargo que hipotéticamente desempeñarías: ¿cuáles son las principales responsabilidades del puesto?; ¿qué características deberá cubrir esta persona?; ¿cuál será su nivel de decisión y su interrelación con los demás?, etcétera. También es válido pedir que te aclare dudas en alguna pregunta, que te dé ejemplos, y detalles. Esto demuestra tu interés.

¿Por qué me rechazaron?

Algunas causas probables  pueden ser:

  1. Falta de metas profesionales.
  2. Escaso conocimiento del área o poca preparación.
  3. Poca habilidad para comunicarse clara y correctamente.
  4. Insuficientes logros personales o capacidad para motivar a otros.
  5. Falta de preparación para la entrevista.
  6. Falta de interés en la organización, poco o nulo entusiasmo.
  7. Interesado únicamente en la remuneración económica.
  8. Escasas respuestas o muy pobres.
  9. Falta de confianza en sí mismo
  10. Bajo rendimiento académico, sin idioma extra.

Los anteriores, son factores que de alguna manera tendrás que sopesar por cuenta propia, ya que por lo general el reclutador no llamará para aclararlo.

Conozcamos para finalizar la opinión de tres reclutadores sobre el proceso de selección y los candidatos.

Read 760 times

Las más leídas

Últimas Publicaciones